Los coches aut√≥nomos tienen a√ļn mucho camino por delante, y parte de ese camino es encajar en el marco legal que regula la circulaci√≥n. Una compa√Ī√≠a de seguros brit√°nica ha decidido adelantarse a lo que terminar√° siendo una realidad y ha creado la primera p√≥liza para asegurar autom√≥viles pilotados por una m√°quina.

La compa√Ī√≠a es Adrian Flux, y se especializa precisamente en asegurar veh√≠culos en casos que se salen de la norma. La p√≥liza es interesante porque contempla supuestos que ser√≠an absurdos en un autom√≥vil normal. Entre esos supuestos est√°, por ejemplo, la posibilidad de que haya un fallo en la se√Īal de GPS, en el software que lo gu√≠a, o incluso que sufra un ataque inform√°tico por parte de terceros.

El seguro tambi√©n cubre problemas derivados de errores del conductor a la hora de actualizar el sistema, no actualizarlo, o sufrir un accidente por no pasar correctamente de modo aut√≥nomo a modo manual. Este √ļltimo supuesto es especialmente importante porque antes de que los sistemas de inteligencia artificial tomen el control completo de la circulaci√≥n (si es que llegan a hacerlo alg√ļn d√≠a), pasar√°n muchos a√Īos durante los que ordenadores y conductores tendr√°n que convivir. El √ļnico accidente de un coche aut√≥nomo de Google hasta la fecha se produjo precisamente debido a un error del supervisor. [v√≠a IEEE Spectrum]

Advertisement


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.