Aunque en el pasado los médicos nos ha demostrado buenos resultados con prótesis elaboradas con impresoras 3D, hasta ahora no se ha creado ninguna como la de Eric Moger, que le ha devuelto su rostro y su vida.

Hace cuatro a√Īos Eric se someti√≥ a una cirug√≠a para extirpar un tumor del tama√Īo de una pelota de tenis del lado izquierdo de la cara. Como resultado, se qued√≥ con un gran agujero en el rostro que desde entonces le forz√≥ a comer y beber a trav√©s de tubos que van directamente a su est√≥mago. Sin embargo, gracias a un procedimiento que emplea una tomograf√≠a computerizada y la creaci√≥n de un modelo digital 3D del rostro de Moger, los cirujanos fueron capaces de crear una pr√≥tesis realista.

Advertisement

Esta prótesis realizada con plástico de nylon se hizo con una impresora 3D que puede colocar el material capa por capa. Ahora Eric es capaz de comer y beber normalmente. Las implicaciones de este procedimiento son prometedoras, no estamos hablando de crear rostros 3D como en Misión Imposible, pero sí de producir prótesis realistas que sean rápidas y baratas, a diferencia de cultivar órganos o tejidos en el laboratorio.

Mientras tanto, el Dr. Andrew Dawud, el especialista que ayudó a crear la primera mandíbula con una impresora 3D y la prótesis de Eric, espera desarrollar técnicas que permitan la impresión en silicona para obtener detalles más finos. [The Sydney Morning Herald]