Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Una nueva investigación ofrece esperanza para tratar el trastorno por consumo de metanfetamina

111
5
Save
Ilustración para el artículo titulado
Foto: Gizmodo

Un estudio financiado por el gobierno de EE.UU. ha proporcionado evidencia de un tratamiento esperanzador para las personas que luchan contra el consumo de metanfetamina. Las personas que recibieron una terapia combinada de medicamentos tenían más probabilidades de evitar el medicamento e informar mejoras en su vida que las que recibieron el apoyo estándar y el placebo, encontró el estudio. Los hallazgos son aún más alentadores porque el trastorno por consumo de metanfetamina es especialmente difícil de tratar.

En los últimos años, la crisis por sobredosis de drogas solo ha empeorado. Hubo más de 70,000 muertes relacionadas con sobredosis en 2019, y se espera que 2020 sea peor, gracias en parte a la pandemia del covid-19. Gran parte de la atención prestada a la crisis se ha centrado en los opioides, pero se ha hecho evidente que el abuso de otras drogas, incluidos estimulantes como la metanfetamina, también va en aumento.

Si bien es difícil para muchas personas que luchan con la adicción a las drogas encontrar ayuda, existen tratamientos disponibles para el uso de opioides y el trastorno por consumo de alcohol, así como para dejar de fumar. Estos incluyen medicamentos que reducen el deseo y los síntomas de abstinencia que se pueden combinar con asesoramiento y terapia. Sin embargo, hasta la fecha, no se conocen medicamentos que reduzcan estos síntomas específicamente para el uso de metanfetamina.

Advertisement

Este nuevo estudio, publicado el miércoles en el New England Journal of Medicine, probó una combinación de dos medicamentos: bupropión, un antidepresivo y ayuda para dejar de fumar, así como naltrexona, que se usa para ayudar a tratar el trastorno por consumo de opioides y alcohol.

En el ensayo participaron 403 voluntarios con trastorno por consumo de metanfetamina de moderado a grave que fueron asignados al azar al grupo de tratamiento o al placebo. Una segunda ronda del ensayo, en la que participaron personas del grupo de placebo que no respondieron al tratamiento, se llevó a cabo con 225 voluntarios. A los del grupo de tratamiento se les administró una inyección de naltrexona cada tres semanas y una pastilla diaria de bupropión, luego se les controló durante seis semanas. Los participantes de ambos grupos se reunieron con los médicos semanalmente y recibieron asesoramiento; también se hicieron análisis de orina para detectar metanfetamina.

En los dos ensayos, el porcentaje de personas que respondieron al tratamiento (definido como resultado negativo para la metanfetamina al menos tres de cuatro veces) fue bajo para ambos grupos. Pero fue notablemente más alto para las personas con la combinación de medicamentos. En promedio, el 13,6% de los que tomaron bupropión y naltrexona respondieron al tratamiento, en comparación con el 2,5% de los que recibieron placebo. En las encuestas que realizaron los voluntarios, los del grupo experimental parecían informar menos antojos y una mayor mejora en la calidad de vida durante la duración del ensayo, aunque los investigadores advierten que estos hallazgos son menos seguros. No hubo efectos adversos graves relacionados con el tratamiento, pero los usuarios mostraron un mayor riesgo de náuseas, vómitos y estreñimiento en comparación con el grupo de placebo.

Los beneficios de esta terapia combinada probablemente sean modestos en el mejor de los casos. Pero los autores señalan que el nivel de mejora observado en este estudio es aproximadamente similar a otros tratamientos establecidos para algunos trastornos de salud mental y por uso de sustancias, incluida una dependencia no saludable del alcohol. Al menos, podría representar el primer medicamento basado en evidencia para el trastorno por consumo de metanfetamina, una enfermedad grave que puede provocar complicaciones de salud a largo plazo como daño cardíaco y cerebral, así como alucinaciones, paranoia y caries y pérdida dentales graves.

Advertisement

“Este avance demuestra que el tratamiento médico para el trastorno por consumo de metanfetamina puede ayudar a mejorar los resultados de los pacientes”, dijo Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, que ayudó a ejecutar el estudio, en un comunicado emitido por la agencia federal.

Aunque el estudio allana el camino para que esta terapia combinada se use ampliamente en estos pacientes, los estudios futuros deberán probar lo efectiva que puede ser en entornos más reales y durante períodos de tiempo más largos, escribieron los autores.

Share This Story

Get our `newsletter`