La sangre de tipo “O” es llamada “sangre universal” simplemente porque cualquier persona la puede recibir. Si tienes este tipo de sangre, seguro alguna vez habrás donado, o lo harás. Pero un nuevo estudio está cerca de lograr convertir cualquier sangre en “universal”, gracias a una enzima.

Investigadores de la Universidad de British Columbia han desarrollado una técnica basada en el uso de una enzima especial para “convertir” a la sangre de tipo A y B en tipo O, o algo muy cercano a ello, dado que el resultado, por ahora, no es 100% perfecto ni está listo para ser usado a nivel clínico.

Advertisement

Para comprender un poco esto debemos conocer que una de las más grandes diferencias entre la sangre O y la A y B es que estas últimas cuentan con una molécula adicional de azúcar ligada a los glóbulos rojos. Esta molécula puede parecer poca cosa, pero la realidad es que si un individuo de sangre O recibe una donación de sangre A, su sistema inmunológico lo detectará y atacará, lo que puede resultar fatal.

La idea de este equipo de investigación fue eliminar esta molécula de azúcar, y para ello han desarrollado una enzima especial que han creado usando una bacteria y haciéndola mutar para hacerla más poderosa, por lo que luego de cinco generaciones se hizo muy efectiva y elimina casi todo el rastro de la molécula de azúcar en la sangre.

Por supuesto, no está lista, pero el equipo continúa su investigación y desarrollo para lograr hacer una enzima perfecta que pueda transformar la sangre donada de tipo A o B en tipo O, haciéndola universal y permitiendo así que sea usada como transfusión para cualquier tipo de persona, sin importar su sangre. Sería, sin dudas, un avance médico impresionante. [JACS vía Popular Science]

Advertisement

Foto: vladm / Shutterstock

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)