Imagen: AP

Falta poco para que llegue uno de los hombres más esperados del año durante estas fechas: Santa Claus. Por lo tanto, no son pocos los que se están preguntado qué les traerá el hombre de rojo y blanco este año. Sin embargo, según el Colegio Real de Médicos Generalistas de Reino Unido, se deberían estar preguntando otra cosa: ¿En qué estado de salud está Santa después de tantos siglos de trabajo?

Advertisement

En general, la respuesta es la siguiente: Santa probablemente no está en las mejores condiciones. Esto es lo que ha dicho la profesora Helen Stokes-Lampard, jefa del Colegio Real de Médicos Generalistas. Stokes-Lampard afirma que Santa podría sufrir de alcoholismo (debido a que algunas familias le dejan un vaso de alcohol como regalo la noche del 24), gota y falta de sueño.

La organización ha declarado que, por supuesto, la doctora ha publicado la diagnosis de Santa como una broma. No obstante, es interesante pensar en qué le pasaría a un ser que viviera la vida del hombre famoso de la Navidad.

“Padece de un sobrepeso. Todos tenemos una parte en su obesidad ya que le dejamos tartas, galletas, leche y alcohol”, comentó Stokes-Lampard. “Si el Señor Claus fuera uno de mis pacientes, le aconsejaría adoptar una dieta mucho más saludable y hacer más ejercicio en el año nuevo”.

Advertisement

Además, de acuerdo con la doctora, es posible que Santa también sufra de la enfermedad de Lyme por pasar tanto tiempo con sus renos, que suelen tener las garrapatas que transmiten la enfermedad.

Stokes-Lampard le ofreció algunas ideas a Santa para mejorar su salud. Podría, por ejemplo, correr para llegar a las casas y entregar regalos en vez de usar su trineo para cada parada. También podría compartir las zanahorias de Rodolfo para evitar comer tanto dulce.

Advertisement

En fin, aunque Santa es un ejemplo extraordinario para seguir en cuanto a la generosidad, la doctora afirma que también debe animar a las personas a adoptar estilos de vida saludables.

“Estoy casi segura que Santa está viviendo con varias enfermedades que, sin tratamiento, pueden causarle sufrimiento y debilitarlo”, dijo Stokes-Lampard.

Advertisement

[The Independent]