El glaciar de Hubbard, en Alaska, es uno de los más fascinantes del planeta. Para empezar, es uno de los pocos que está creciendo (sólo el 10% de todos los glaciares lo hacen). Por otro lado, mide 122 kilómetros de largo y en su avance imparable está provocando que un fiordo, el de Russell, se convierta en un lago.

En la imagen de arriba, que compara los bordes de la morrena glaciar en 1978, en 2002 y en julio de 2014 (la fecha de la imagen) puede apreciarse mejor el efecto. Lo que antes era un fiordo, se está convirtiendo poco a poco en un lago.

Ya ha ocurrido dos veces de hecho, 4en 1986 y en 2002, la morrena se fusionó con la punta del cabo de Gilbert. Como el agua del fiordo no podía drenar a ningún punto, el nivel del agua comenzó a ascender rápidamente formando un lago.

Gran parte de la población cercana vive de la pesca y de las actividades que se desarrollan en el fiordo, así que cuando el glaciar de Hubbard bloquee totalmente el drenado del fiordo la economía del lugar se verá afectada. Según los cálculos, ese bloqueo ocurrirá en algún momento entre 2025 y 2043.

La bahía del Desengaño (Disenchantment Bay), que recoge las aguas del fiordo de Russell, fue nombrada así por un español, Alejando Malaspina, en 1972 después de comprobar que la entrada no era el legendario “Paso el Noroeste”, una ruta marítima buscada y anhelada durante muchos años y que permitiese conectar ambos océanos a un lado y otro del continente americano. [vía NASA]

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)