Los coches que retratan la fisonom√≠a de diferentes ciudades para el servicio Google Street View tienen que hacer frente a no pocas situaciones curiosas. La √ļltima se ha producido en la villa tailandesa de Sa-eab, al norte de Bangkok, donde un grupo de ciudadanos muy enfadados ha obligado a bajar de su coche al conductor de Google y lo ha retenido.

Advertisement

El incidente no ha sido producto de que los habitantes de Sa-eab prefieran otros servicios cartogr√°ficos online, sino de una confusi√≥n. La peque√Īa ciudad ha sido protagonista de una numantina resistencia contra la construcci√≥n de una presa que anegar√≠a el pueblo. Los vecinos se alarmaron ante la presencia del coche con c√°maras creyendo que formaba parte de alg√ļn proyecto de medici√≥n para la presa, y decidieron practicar un arresto ciudadano.

El grupo llev√≥ al conductor ante las autoridades para su pertinente identificaci√≥n. Seg√ļn informa el peri√≥dico local Prachatai News, las declaraciones ante la polic√≠a no aliviaron sus dudas, as√≠ que, tras salir de la comisar√≠a, lo llevaron ante un templo budista para que el conductor jurara ante el mism√≠simo Buda su no vinculaci√≥n con la construcci√≥n de la presa.

Aclarado el entuerto, los vecinos han hecho p√ļblico un comunicado oficial que dice as√≠: 'Pedimos nuestras m√°s sinceras disculpas a Google, al pueblo tailand√©s y a todos los ciudadanos del mundo por esta confusi√≥n'. Con tan entra√Īable muestra de arrepentimiento, ¬Ņc√≥mo no perdonarlos? Tailandia es el pa√≠s n√ļmero 35 que se sube al proyecto Google Street View gracias a un acuerdo de la compa√Ī√≠a con el Departamento de Turismo del Gobierno Thai. [Associated Press]