VLC —el reproductor de código abierto más popular del mundo— ha desaparecido de Google Play en los teléfonos más recientes de Huawei. No es un problema de versiones de Android ni de fragmentación, sino una represalia de VideoLAN ante el comportamiento del fabricante chino.

De acuerdo con VideoLAN, la “ridícula” política de Huawei de matar todas las aplicaciones abiertas en segundo plano (excepto las autorizadas por la propia Huawei) impiden que VLC reproduzca audio con normalidad, por lo que Google Play se ha llenado de reseñas negativas. Como solución, los desarrolladores han optado por retirar el reproductor de la tienda de aplicaciones para todos los usuarios de teléfonos recientes de Huawei.

Advertisement

Según Slashgear, esta podría ser la primera vez que una aplicación tan popular mete a un fabricante concreto en la lista negra, y no tiene pinta de que vaya a sacarlo de ahí hasta que Huawei autorice a VLC para funcionar en segundo plano, como hace con la competencia. Los usuarios más avanzados pueden descargar el APK e instalar manualmente el reproductor, pero los usuarios que desconozcan esta opción han salido perdiendo.