Foto: Ensuper (Shutterstock)

La próxima actualización de Windows 10 ya no te molestará más diciéndote que debes quitar tus memorias y discos duros USB de forma segura. No, no se trata de que Microsoft se haya dado por vencida porque nadie saca sus discos de forma segura. Es un cambio en la configuración por defecto.

La función de quitar hardware con seguridad estaba ahí para asegurar que no se quedaran datos sin escribir en la unidad externa por sacar el cable antes de tiempo. Este tipo de fallos podían traducirse en un archivo corrupto o perdido y, en los casos más graves, en sectores defectuosos o errores de escritura en la unidad.

Desde hace tiempo esto no es del todo necesario. Windows 10 gestiona las unidades externas USB mediante dos modos: Extracción rápida y Mejor rendimiento. La diferencia entre ambos es que el segundo usa la caché de escritura de Windows 10 para evitar que se pierda información. Es una manera más segura de operar, pero a cambio estamos obligados a retirar el hardware con seguridad siguiendo el protocolo tradicional. Extracción rápida, en cambio, no usa la caché de escritura, lo que permite desconectar el dispositivo en frío sin mayor problema a cambio de un peor rendimiento en tareas de escritura de archivos.

Hasta la fecha, Mejor rendimiento era el modo por defecto de Windows 10. Era posible activar Extracción rápida entrando en el menú Directivas de la unidad de disco (Administrador de dispositivos / Unidades de Disco / Unidad USB / Propiedades / Directivas), pero el modo por defecto era el que nos obligaba a quitar el hardware con seguridad. Con la actualización a la versión 1809 de Windows, el modo por defecto pasará a ser el de Extracción rápida. [Microsoft vía Slashgear]