Tecnología, ciencia y cultura digital
We may earn a commission from links on this page

Ya se pueden ver las perseidas, y este es el mejor año para hacerlo hasta 2026

El pico de actividad tendrá lugar en la madrugada del 11 al 12 de agosto

We may earn a commission from links on this page.
La primera perseida detectada este año por el Observatorio de Calar Alto, en Almería
La primera perseida detectada este año por el Observatorio de Calar Alto, en Almería
Foto: Observatorio de Calar Alto

El martes al atardecer, la primera perseida de la temporada cruzó el cielo de Andalucía y quedó registrada por los detectores del Proyecto S.M.A.R.T. desde el Observatorio de Calar Alto, en Almería. La roca desprendida del cometa Swift-Tuttle impactó contra la atmósfera de la Tierra a una velocidad estimada de unos 212.000 km/h, dando comienzo a la lluvia de estrellas más popular del año.

Cada año por estas fechas, nuestro planeta atraviesa la nube de polvo que dejó el cometa Swift-Tuttle en su última aproximación. Con un diámetro de 26 kilómetros, Swift-Tuttle es el objeto más grande que de forma periódica se acerca a la Tierra. Las perseidas o lágrimas de San Lorenzo son partículas de polvo que se desprendieron del cometa debido al deshielo producido por el Sol, y que ahora atraviesan la atmósfera de la Tierra a gran velocidad. Se conocen como meteoros o estrellas fugaces porque se calcinan en el cielo, creando trazos luminosos por efecto de la fricción.

Este año, las perseidas alcanzarán su pico de actividad durante la madrugada del 11 al 12 de agosto (entre el miércoles y el jueves de la semana que viene). Es además un gran año para salir a verlas porque el domingo hay luna nueva y no tendremos un cielo tan oscuro durante unas perseidas hasta 2026. Según la NASA, en el hemisferio norte podremos ver más de 40 perseidas por hora, pero el número se reduce considerablemente por efecto de la contaminación lumínica y si estás en el hemisferio sur. No habrá ninguna perseida visible por debajo de unos 30 grados de latitud sur.

Advertisement

Busca un lugar cómodo, alejado de la ciudad, evita las luces brillantes para que tus ojos puedan acostumbrarse a la oscuridad y dirige la mirada hacia la constelación de Perseo, cerca de Aries y Tauro en el cielo nocturno. Disfruta del espectáculo.