Foto: Getty Images.

La próxima generación del smartphone de Apple (que por ahora llamaremos “iPhone 8”) contará con una versión con pantalla curva similar a la del Samsung Galaxy Edge. Nuevos rumores aseguran que este será el cambio más radical que ha vivido el terminal en sus casi 10 años en el mercado.

Y es que 2017 marca una fecha muy importante para Apple: el iPhone cumple 10 años, por lo que se espera que la compañía esté trabajando en grandes cambios de diseño y hardware para su nuevo móvil. Esta vez un iPhone “S” no sería suficiente.

Advertisement

Advertisement

Desde el Wall Street Journal reportan que fuentes cercanas a la compañía (proveedores de componentes que han decidido mantenerse en el anonimato por razones obvias) se han acercado a ellos para informarles de que Apple busca su propia pantalla curva, además de “pantallas aún más delgadas y con mejores resoluciones que las de Samsung”. Eso sí, de ser realidad no tenemos claro cómo podrían aprovechar Apple esta característica.

Sin embargo, la pantalla curva sería uno de varios prototipos que Apple consideraría para el modelo final que llegará al mercado. Hasta ahora habíamos escuchado en diferentes ocasiones que el próximo iPhone vendrá en diferentes versiones que no solo cambian en el tamaño de pantalla sino también en sus características. También hay rumores que aseguran que el iPhone 8 contará con una cámara dual y 3D. [The Wall Street Journal vía Verge]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.