Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México planean utilizar un robot para investigar los confines de un túnel que se encuentra debajo del Templo de la Serpiente Emplumada en Teotihuacan. Se estima que el túnel tiene unos dos mil años de antigüedad y pudo ser utilizado como un lugar para ceremonias reales o entierros.

El robot llamado Tláloc II-TC será el encargado de explorar el último tramo del túnel. Es la tercera ocasión en todo el mundo que un robot es usado para diseñar estrategias de excavación.

Advertisement

El túnel fue descubierto a finales de 2003 por Sergio Gómez y Julie Gazzola, pero su exploración ha requerido de varios años de planeación y gestión para llevar a cabo la investigación. El pasaje subterráneo fue cerrado hace 1800 años por los propios teotihuacanos y nadie había podido explorarlo por completo hasta ahora. La entrada del túnel conduce a un largo corredor con una longitud estimada de 100 metros que termina en una serie de cámaras subterráneas excavadas en roca.

En la última etapa de exploración será encargada a un robot que recorrerá los últimos 30 a 35 metros restantes del túnel para tener una imagen del lugar y el estado de las cámaras. Se trata de una unidad teledirigida Tlaloc II-TC, compuesta de tres robots independientes: una unidad móvil, una araña robot y un drone.

La unidad Tlaloc II-TC fue diseñada por los ingenieros en robótica Hugo Armando Guerra, Alberto Álvarez y Francisco Castañón, quienes crearon la empresa HA Robotics. Partiendo de la experiencia previa con el robot Tlaloque I para el “Proyecto Tlalocan, Camino bajo la tierra”, diseñaron el Tlaloc II-TC que se compone de tres mecanismos independientes, el primero es el citado vehículo transportador y escáner, que una vez desplegados sus brazos alcanza una longitud superior al metro y sirven para sortear toda clase de obstáculos.

Crédito de fotografía: Alma Rodríguez /El Universal

Con la exploración de estas áreas, el INAH espera hacer algunos de los descubrimientos arqueológicos más importantes de Teotihuacan, una de las ciudades más grandes de Mesoamérica en la época precolombina. [INAH]