¿Qué pasaría si una llamarada o fulguración solar entrara en contacto con nosotros o estuviese realmente cerca del planeta? Respuesta rápida: nada bueno. Todo sobre la faz de a Tierra sería destruida por completo. Las llamaradas solares son mucho más grandes de lo que imaginamos, y en esta imagen la ESA lo demuestra.

La Agencia Espacial Europea ha querido demostrar gráficamente qué tan grandes pueden ser las llamaradas solares y qué tan diminuta sería la Tierra si nuestro planeta estuviera ubicado a una distancia bastante cercana al Sol.

Advertisement

En la imagen la ESA ha usado una de las llamaradas solares más conocidas en la historia, aquella de enorme magnitud que se generó en el año 1999. Al ubicar a su lado la Tierra podemos ver cómo nuestro planeta queda en ridículo. Para entender la diferencia de tamaño, tomemos en cuenta que la Tierra tiene un diámetro de unos 12.742 kilómetros, y solamente la llamarada tenía un diámetro o 35 veces esta distancia; o lo que es lo mismo, unos 446.000 kilómetros.

Esta es una de las llamaradas más grandes que el ser humano ha podido presenciar, pero recientemente la actividad solar ha sido cada vez mayor debido a que estamos saliendo en de un período de actividad solar “máxima”. Las llamaradas solares masivas podrían ser catastróficas para la vida en la Tierra, incluso cuando nos ubicamos a casi 150 millones de kilómetros del Sol. No quisiéramos imaginar lo que sucedería si estuviésemos solo un poco más cerca de nuestra querida estrella. [vía ESA]

Sponsored

Imagen: ESA.

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.