Llamar la atención de gente despistada por la calle con un anuncio es casi misión imposible. Vivimos anestesiados ante la publicidad, inundados de mensajes. Para resaltar entre la masa, IBM y la agencia de publicidad Ogilvy tuvieron una magnífica idea: crear anuncios útiles. Un cartel que te protege de la lluvia, otro que sirve de banco improvisado, otro que hace de rampa para subir escaleras cómodamente... Publicidad inteligente para ciudades inteligentes, que encima era el mensaje que quería transmitir IBM. Más redondo, imposible. Si aún no has visto la campaña, no te la pierdas.

Los carteles se instalaron inicialmente en zonas de propiedad privada en calles de París y Londres. Privada porque si la zona es de propiedad pública el proceso para obtener aprobación de los ayuntamientos para la publicidad se puede eternizar. IBM y Ogilvy extenderán ahora la idea a decenas ciudades en todo el mundo. Puedes ver en el vídeo de arriba la reacción de la gente al encontrarse en estos carteles. Ojalá todos los anuncios en la calle fueran así de útiles. [vía Wired]

Foto: IBM