China, un país que prohibió los vídeos de personas comiendo plátanos, ha tomado otra decisión bastante perjudicial en cuanto a los derechos y libertades de sus ciudadanos en Internet. La nación aprobó una ley de ciberseguridad que prohíbe el anonimato en Internet y penaliza a quienes hablen mal del gobierno.

La nueva ley de ciberseguridad en China afecta tanto a los ciudadanos como a las empresas que se desenvuelvan en el país. Por un lado exige el uso de nombres reales en Internet y obliga a las redes sociales y servicios online a solicitar el nombre real de sus usuarios, esto con el fin de conocer exactamente quién dice qué en Internet evitando seudónimos en redes sociales.

Advertisement

Advertisement

Y es que si bien hasta ahora China era conocida por penalizar con cárcel a los periodistas que reporten de forma objetiva y crítica las acciones del gobierno, ahora cualquier ciudadano podrá ser penalizado de la misma forma por “incitar el derrocamiento del sistema socialista a través de Internet”, un término bastante subjetivo que básicamente buscaría penalizar a cualquier persona que hable mal del gobierno.

Por otro lado esta ley de ciberseguridad también obligará a las empresas a almacenar todos sus datos y archivos de forma local, lo que facilitaría la vigilancia por parte del gobierno nacional, además de “proveer soporte técnico al estado cuando este lo necesite”. Las diferentes organizaciones internacionales de derechos humanos están muy preocupadas ante esta nueva ley, y tienen buenos motivos para estarlo. [Human Rights Watch vía TechCrunch]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.