La Agencia Espacial Europea (ESA) y la Administración Espacial Nacional China (CNSA) han estado conversando acerca de la posibilidad de construir juntos una base en la Luna, además de otros proyectos espaciales conjuntos.

La ESA tiene claro que, para poder explorar de forma pacífica y óptima el espacio, tiene que existir una colaboración internacional, una idea que también le dejó clara un astronauta de la NASA al presidente estadounidense, Donald Trump, cuando llevó a cabo una llamada con la Estación Espacial Internacional.

Advertisement

Según reportan desde The Independent, la ESA y la CNSA han conversado en varias ocasiones analizando posibles proyectos para construir una base que describen como “aldea lunar”, cumpliendo así una de las mayores ambiciones del hombre desde que comenzó la carrera espacial.

Advertisement

Pal Hvistendahl, vocero de la ESA, anunció que:

“La agencia espacial china tiene un programa lunar bastante ambicioso en desarrollo. El espacio ha cambiado desde la década de 1960, si queremos explorarlo con fines pacíficos y de investigación, tiene que existir cooperación internacional”.

China lleva años planeando llevar un rover a la Luna y construir su propia base en nuestro único satélite natural. A finales de año lanzará una misión tripulada para recolectar muestras de la Luna. Sin embargo, un proyecto de este tipo es increíblemente costoso. Un estudio recientemente calculó que mantener a cuatro astronautas al año en la Luna costaría casi 100 millones de dólares al día.

Advertisement

Mientras la NASA y compañías como SpaceX tienen sus ojos puestos en Marte, la ESA, China y Rusia quieren su propia base en la Luna. Un trabajo conjunto entre varias naciones es, sin duda, la manera más viable de lograrlo. El problema está en que se pongan de acuerdo. [vía The Independent]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.