Max Verstappen, de la escudería Toro Rosso, es uno de los pilotos más jovenes en haber participado en una carrera profesional de la Fórmula 1. Ahora, ha cambiado las pistas tradicionales por una mucho más arriesgada (y loca), al conducir un auto de Fórmula 1 sobre una pista de esquí.

El piloto y su equipo fueron a las pistas de esquí en Kitzbühel, Austria, para demostrar el potencial del nuevo vehículo de la escudería, incluso sobre la nieve. Pero más allá de la evidente campaña publicitaria de su equipo, el resultado es impresionante. Jamás habíamos visto un auto de Fórmula 1, con sus 800 caballos de fuerza, rodar sobre la nieve a toda velocidad.

Además del vídeo anterior, que publicó el piloto en su canal de YouTube personal, hay otro vídeo de 9 minutos en el que muestra todos los preparativos para realizar esta hazaña, y un montón de tomas y piruetas más sobre la nieve.

Advertisement

Quizás, más adelante la FIA podría considerar una pista de nieve en los alpes para incluir en sus campeonatos, o quizás no, dado que el resultado de ver varios autor circular al mismo tiempo sobre la nieve sería desastroso.
[vía Max Verstappen]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)