Los autos de Fórmula 1 alcanzan velocidades extremas en carreras que duran más de una hora, por lo que la tecnología usada en sus frenos debe ser excepcional. El proceso de prueba de estos sistemas demuestra cómo los discos alcanzan temperaturas muy altas, poniéndose al rojo vivo.

Advertisement

Y es que no es fácil disminuir la velocidad de un automóvil que se desplaza a más de 300 kilómetros por hora, y mucho menos detenerlo. Por esto la empresa italiana Brembo, responsable de hacerle los frenos a algunas de las escuderías que participan en el torneo mundial de la Fórmula 1, quiso mostrar al mundo en un vídeo de menos de un minuto, cómo son las pruebas rigurosas que se le hacen a los sistemas de frenos, y las condiciones que alcanzan.

La rueda del auto gira tan r√°pido que al momento de que el freno lo toca y detiene sus revoluciones, el disco alcanza temperaturas extremas y se ti√Īe de un color naranja que solo significa una cosa: ‚Äúesto est√° hirviendo‚ÄĚ. Y a√ļn as√≠, estos frenos est√°n dise√Īados para, al menos durante una carrera, resistir sin problemas y detener al auto desde los 300 Km/h hasta los 0 Km/h, cuantas veces sea necesario.

[vía OmniCorse]

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)