Se trata del último trabajo del artista búlgaro Christo, famoso por sus enormes instalaciones de tela, y es espectacular. Imagínate un antiguo tanque de gas de 90 metros de altura, 50 metros de diámetro y capacidad de 177.000 metros cúbicos. Ahora, imagínatelo con una enorme escultura de tela blanca en su interior, sin estructura rígida, sujeta solo por cuerdas y la fuerza del aire de dos ventiladores. Eso es justo lo que Christo ha construido en un tanque de gas en Alemania, la instalación se puede visitar desde dentro y es, en palabras del artista, lo más parecido a una "gigantesca catedral de 90 metros de altura". Debajo, algunas de las fotos.

Puedes echar un vistazo a la galería completa en la página del artista, con los dibujos iniciales del proyecto. El resultado parece de otro mundo.

[Christo y Jeanne-Claude vía This is Colossal]

Advertisement

Fotos: Wolfgang Volz / Christo