Corea del Norte celebra el cumpleaños del fundador del su actual régimen, el difunto líder supremo Kim Il-Sung. Entre los actos había un concierto en honor al ejército que ha terminado de una manera completamente apoteósica, con un vídeo CGI bombardeando Estados Unidos.

El concierto ya de por sí es digno de verse (lo tenéis completo aquí), pero el momento que nos interesa está hacia el final, cuando el do de pecho del cantante se funde con la escena de un misil nuclear saliendo de un silo y recorriendo el océano junto a otros para impactar contra lo que parece San Francisco. El último plano es un cementerio parecido al que hay en Normandía con la bandera estadounidense en primer plano, no vaya a ser que el mensaje no haya quedado claro. Muy sutil.

Advertisement

Advertisement

No es la primera vez que Corea del Norte amenaza directamente a Estados Unidos, pero que lo haga mediante un vídeo CGI en un concierto militar ya es casi una parodia de sí mismos. Mientras tanto, el gobierno de Trump aporta su particular dosis de humor a una situación por lo demás escalofriante mintiendo sobre el despliegue de varios portaaviones de la marina frente a las costas de Corea (En realidad pasaban por la zona rumbo al océano Indico para unas maniobras con Australia). [vía Choson TV 조선]