La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa, mejor conocida como DARPA, lleva varios años desarrollando un avión eléctrico impulsado por ventiladores que pueden cambiar su posición para hacer despegues y aterrizajes en vertical. El primer prototipo funcional ya está listo, y ya puede volar.

La versión final del avión, conocida como XV-24A LightningStrike, pesa casi 5 toneladas y media y mide 18,5 metros. No obstante, el DARPA probó durante los últimos días su primer prototipo, el cual fue construido a escala del modelo final, pesando apenas unos 147 kilos y alimentado por una batería de litio.

Este avión puede despegar y aterrizar en vertical gracias a que los ventiladores que usa como propulsores se pueden posicionar de diferentes formas, algo así como lo que hace el V-22 Osprey.

La diferencia de este modelo en comparación a, por ejemplo, un helicóptero es que al contar con 24 ventiladores tanto en las alas como en la cola puede volar a una velocidad de entre 300 y 400 nudos (entre 550 y 740 kilómetros por hora), dos veces más rápido que el helicóptero promedio.

Advertisement

DARPA espera tener lista un modelo de pruebas tamaño completo para el año 2018. Las primeras pruebas del prototipo de despegue, desplazamiento y aterrizaje en vertical han resultado todo un éxito. [vía Darpa / Engadget]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.