Hace unos días, la campaña electoral del candidato a gobernador del estado mexicano de Nayarit, Javier Zapata, se hizo viral de manera inesperada por una valla publicitaria. El anuncio mostraba la imagen del candidato junto al hashtag #hashtagcampaña. El propio Zapata ha salido a explicar el supuesto error.

La imagen pronto alcanzo miles de retuits y menciones en las que los usuarios se reían de lo que a todas luces parecía un despiste del diseñador encargado de la cartelería. No faltó quien calificaba el cartel como la peor campaña electoral de la historia, y hasta Netflix se sumó a las risas generales con un anuncio en el que parodiaban el incidente para su serie House of Cards.

Sin embargo, desde la oficina de campaña del partido Encuentro Social al que representa Zapata, el hashtag no es ningún error. Se trata de una jugada pensada para diferenciarse de los anuncios banales del resto de candidatos. En The Guardian, el analista político Fernando Dworak explica que la nueva normativa electoral prohibe a los candidatos atacar de forma dura a sus rivales bajo pena incluso de perder la financiación para la campaña. Esa normativa ha propiciado que la mayor parte de partidos adopten un tono excesivamente neutro.

La etiqueta ya se puede ver también en la página de perfil de Javier Zapata en Facebook, donde ha sustituido al anterior hashtag que también hacía hincapié en el humor: #pormisbigotes.

Advertisement

Advertisement

Sea un error inocente o una acción de comunicación intencionada, lo cierto es que Zapata ha logrado aprovechar la difusión viral y lograr una repercusión internacional mucho mayor que la de los otros candidatos. Queda por ver si Encuentro Social logra rentabilizar esa repercusión en las elecciones del próximo 4 de junio, que deciden los candidatos de cuatro estados en México. Quién sabe. Quizá su próximo hashtag sea #lorenipsum. [vía The Guardian]