Este jueves ha entrado en circulación el nuevo billete australiano de 5 dólares después de años de investigación, consultas públicas y pruebas. Es la primera denominación de la serie en renovarse con una infinidad de medidas de seguridad que prometen ponérselo muy difícil a los falsificadores.

Lo primero que llama la atención es la ventana transparente que atraviesa el billete de arriba abajo, a mano izquierda de su majestad la reina Isabel II. También incorpora dos puntos en relieve que facilitan su identificación a las 360.000 personas ciegas o con discapacidad visual que viven en Australia.

Advertisement

Advertisement

En un vistazo más detallado comprobamos además que el papel está repleto de dibujos dinámicos que parecen moverse o cambiar de color cuando inclinamos el billete. Una inclinación diagonal, y el pequeño picoespina oriental mueve sus alas y se vuelve verde, azul, amarillo o rojo. Una inclinación horizontal, y el número 5 reversible aparece, desaparece y se muestra en espejo.

A juzgar por este vídeo de presentación del banco central australiano, y si no estuviera convencido de que el papel moneda está abocado a la extinción, diría que el nuevo billete de 5 dólares australianos viene del futuro. [TNW]

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.