Las imágenes son dantescas, pero por fortuna no hay ningún herido real. Se trata del mayor simulacro de accidente ferroviario de Europa, un ejercicio masivo que ha coordinado en Londres a más de 2.000 voluntarios y 70 organizaciones. La premisa es aterradora: ¿qué pasaría si todo un edificio de colapsa sobre una estación de metro?

El gobierno inglés ha dedicado casi un millón de euros (992.000 euros o 770.000 libras) y 18 meses al proyecto, que ha sido supervisado por observadores internacionales independientes de la organización. Al fin y al cabo no se trata de que salga perfecto, sino de localizar los innumerables problemas y fallos que pueden dispararse en una crisis de semejantes proporciones.

Advertisement

El ejercicio se ha recreado en todo lujo de detalles. Han hecho falta siete vagones de metro y cientos de toneladas de escombros para simular el accidente en un entorno similar al de la estación de Waterloo. Un pequeño ejército de actores maquillados con traumatismos de feo aspecto se ha encargado de interpretar a los heridos en peor estado. Mientras, 2.000 voluntarios hacían las veces de heridos leves o de familiares de las víctimas que se desplazan al lugar del siniestro para interesarse por sus seres queridos.

Sponsored

El simulacro ha contado con la participación de varios hospitales de Londres, los bomberos y policía de la ciudad, así como del Consorcio de Transportes británico. Estas son algunas de las imágenes de cómo se desarrolló a lo largo de cuatro días. [vía Business Insider y Telegraph]

Fotos: AP Images

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)