Un fragmento de la ropa donde tejieron las palabras. Annika Larsson/Uppsala University

Suecia se preparaba para la exposición Viking Couture en el Museo Enköping. Para ello acudieron a un antiguo almacén donde guardaban cuidadosamente prendas de la edad vikinga desde hace más de 100 años. La sorpresa fue mayúscula: la ropa llevada tejida las palabras “Ali” y “Allah”.

Tal y como han explicado a los medios, se trataba de antiguas prendas funerarias tejidas con los típicos patrones vikingos. Lo sorprendente fue encontrar unas escrituras geométricas cúficas (escritura arábiga antigua) que significaban “Ali” y “Allah”, ambas tejidas en hilo de plata sobre seda.

Advertisement

El hallazgo es histórico, ya que es la primera vez que aparecen en las vestimentas en algún período antiguo de la historia en Escandinavia, marcando así un importante descubrimiento arqueológico. Las escrituras se encontraron en al menos 10 prendas de vestir de seda, y según explica la arqueóloga A. Larsson:

Estamos ante un descubrimiento muy importante porque nos dice que no podemos ver este período histórico como” típicamente nórdico”. Nos muestra que los vikingos estuvieron en estrecho contacto con otras culturas, incluso con el mundo islámico.

Imagen: Annika Larsson/Uppsala University

Esta última parte no es nueva. De hecho, la evidencia de una conexión entre los vikingos y el mundo musulmán ha venido aumentando desde hace varios años. En el 2009 se descubrió que las espadas vikingas usaban técnicas de metales árabes, probablemente transferidas a través de la ruta comercial del Volga.

Advertisement

Un año antes, en el 2008, se descubrió un tesoro de monedas árabes de la edad vikinga en Suecia, y hace sólo dos años, se descubrió que un anillo encontrado en una tumba de una mujer del siglo IX en Birka (Suecia) tenía “Alá” inscrito en árabe. Incluso la seda persa también se ha encontrado en un entierro vikingo en Noruega.

En cuanto al reciente hallazgo con ambas palabras tejidas en la ropa, el análisis de los materiales, las técnicas de tejido y los diseños sugieren el origen en Asia Central y Persa. La palabra “Ali” fue relativamente fácil de descifrar, pero Alá resultó más complicado, porque el bordado no era tan claro.

La razón de incluir ambas palabras sigue siendo una incógnita. Larsson cree que la presencia de los nombres en las prendas, siempre apareciendo juntas, indica que los vikingos no sólo comerciaban con el mundo musulmán, sino quizás también con costumbres e ideas de los entierros:

Presumiblemente, las costumbres funerarias de la Edad Vikinga fueron influenciadas por el Islam y la idea de una vida eterna en el Paraíso después de la muerte. Los bienes funerarios, como la ropa cosida de forma exquisita en telas exóticas, apenas reflejan la vida cotidiana del difunto, tan poco como el traje formal de nuestra época refleja nuestras propias vidas cotidianas.

En realidad, no es raro que las tumbas incluyan objetos y prendas de vestir tan opulentas y ricas como la familia pudiera permitirse. En cualquier caso, se necesitarán otros análisis para aprender más sobre ello. Los hallazgos se encuentran actualmente en la exhibición como parte de la exposición Viking Couture en el Museo Enköping. [BBC, The Local]