Un equipo de científicos de las Universidades de Rice, Niankan y Tianjin acaba de publicar un estudio que da la voz de alarma sobre las bacterias resistentes a los antibióticos tradicionales. Estos microorganismos no sólo pueden ser mortales para el ser humano, sino que han sido encontrados en plantas depuradoras de agua potable en China, donde se reproducen a placer, y resisten el tratamiento tradicional con cloro.

Las bacterias resistentes a antibióticos son un fenómeno relativamente reciente, y producido precisamente por el abuso irresponsable de antibióticos. Este abuso ha logrado generar resistencia, a nivel genético, en algunas bacterias.

Advertisement

El responsable de esta resistencia es una enzima hallada por primera vez en aguas del río Ganges, en La India, y llamada Metallo-beta-lactamase de Nueva Dheli o NDM-1. Esta encima ha proliferado en diferentes especies de bacterias y ahora ha sido localizada en China. Pedro Álvarez, ingeniero medioambiental de la Rice University, explica así el descubrimiento:

Da un poco de miedo. No hay ningún antibiótico que las mate. Solo nos dimos cuenta de su existencia hace poco, cuando un turista sueco se infectó en Nueva Dheli, en la India. Ahora es cuando nos empezamos a dar cuenta de que cada vez más y más turistas que exploran las partes altas del río Ganges están infectándose con estas bacterias que no pueden ser tratadas.

A menudo pensamos en las plantas de tratamiento de agua como una barrera para protegernos de los microorganismos que viven en el agua y que pueden hacernos enfermar. La realidad, sin embargo, es que estas bacterias están proliferando en estas plantas. Por cada una de ellas que entran, salen cinco.

Analizando la población bacteriana de zonas como la cuenca del río Haihe, una región conocida por su alta tasa de uso de antibióticos en granjas y en seres humanos, los investigadores han descubierto que la NDM-1 se transmite de unas bacterias a otras. En otras palabras, que una bacteria responsable de la neumonía o de una intoxicación por Salmonella puede recibir este nuevo don de resistir antibióticos. En la mayor parte de casos, esta resistencia se descubre cuando el paciente ya está infectado.

Advertisement

La ciencia está ya desarrollando nuevos tratamientos en fase experimental para acabar con estas bacterias, y el equipo autor del estudio asegura que hay métodos adicionales, como la purificación del agua mediante radiación ultravioleta, que son efectivos. Con todo, el asunto de estas nuevas superbacterias está empezando a ponerse un poco escalofriante. [Rice University]

Foto: Flickr / NIAID