Foto: Getty Images.

Un documento desclasificado del FBI, la CIA y la NSA acerca de la “evaluación de las actividades e intenciones rusas sobre las recientes elecciones de los Estados Unidos”, asegura que “el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una campaña para influenciar las elecciones presidenciales estadounidenses”.

Es una acusación bastante grave. El reporte contiene algunas de las declaraciones de oficiales de inteligencia estadounidenses más impactantes y explícitas que jamás hemos visto sobre la participación de Rusia en las elecciones.

Este es un extracto del reporte:

“Evaluamos que el presidente Putin y el gobierno ruso intentaron ayudar al presidente electo Trump a tener una mayor oportunidad de ganar, desacreditando a la secretaria Clinton y comparándola constantemente con él de manera desfavorable. Tanto la CIA como el FBI están de acuerdo con esta conclusión, mientras que la NSA está moderadamente de acuerdo.

Mucha información ha salido a la luz desde el día de las elecciones. Analizarla al detalle, en conjunto con la forma en la que el gobierno ruso se ha comportado desde noviembre de 2016, ha incrementado nuestra confianza en las conclusiones que hemos llegado acerca de los objetivos de Rusia”.

Las agencias de inteligencia más importantes de los Estados Unidos afirman que Rusia utilizó a un grupo de hackers para influenciar las elecciones en contra de Hillary Clinton y a favor de Donald Trump. Incluso los más fieles seguidores de Trump deberían percatarse de que esto es algo muy grave. Un poder extranjero se dedicó a influenciar los resultados de la elección presidencial. Analicen eso por un momento; yo lo he hecho y me siento enfermo.

Advertisement

Según el reporte, cuando Rusia creía que Hillary Clinton iba a ganar las elecciones se dedicaron a debilitar su futuro gobierno. La comunidad de inteligencia cree que la campaña de influencia de Rusia fue cambiando a medida que variaba la opinión popular de los candidatos presidenciales.

El reporte también habla sobre sus esfuerzos propagandísticos a nivel internacional utilizando la cadena de medios rusos para América, Russia Today:

“La rápida expansión de las operaciones y el presupuesto de RT en todo el mundo, además de las recientes declaraciones de la directiva del medio, demuestran la importancia que tiene el canal para el Kremlin como una herramienta de propaganda para socavar la confianza en el gobierno de Estados Unidos e incentivar las protestas”.

Poco antes de que el reporte fuera publicado, Trump recibió un informe de parte de los oficiales de inteligencia estadounidenses. Extrañamente. el presidente electo anunció en un comunicado que el hackeo ruso “no tuvo ningún efecto en el resultado de las elecciones”.

Advertisement

Sin embargo, el reporte de la comunidad de inteligencia señala a Rusia como el culpable de los hackeos al Comité Nacional Demócrata. El documento especifica que: “en julio de 2015 la inteligencia rusa logró acceder a la base de datos del Comité Nacional Demócrata (DNC) y mantuvo el acceso hasta el mes de junio de 2016”.

Esto es algo que se sospechaba desde hace mucho tiempo, no obstante, las agencias de inteligencia nacionales nunca habían sido tan explícitas con sus acusaciones. El documento también menciona que el reciente intento del gobierno ruso de influenciar a los Estados Unidos ha sido “el más atrevido hasta ahora”.

Por último, tenemos su conexión con Wikileaks. Según el reporte Wikileaks ha recibido material filtrado directamente de parte de los hackers del gobierno ruso. Los oficiales de inteligencia creen que “Moscú eligió a Wikileaks para publicar las filtraciones por la fama que tienen de supuestamente ofrecer información veraz”.

Puedes leer todo el documento aquí (en inglés).


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.