Hacer limpieza no es una tarea especialmente divertida, pero si ese trabajo implica usar un cañón láser que genera burbujas de plasma a una temperatura tan alta que vaporiza la suciedad... entonces empezamos a entendernos.

Obviamente, el dispositivo no es algo que podamos utilizar para quitar el polvo a una mesa de madera o para dejar la alfombra como nueva. El cañón lleva años usándose ampliamente en limpieza industrial. Concretamente en limpieza de metales o eliminación de pintura. También es especialmente útil para borrar la capa de mugre que afea fachadas de antiguos edificios o monumentos de piedra.

Advertisement

El proceso tiene la ventaja de que no genera más residuos que una fina capa de humo, y esta es absorbida por un aspirador que forma parte del propio cañón. En estos vídeos se puede ver cómo el láser limpia una estatua de bronce, una superficie de mármol y una pared de piedra ennegrecidas por la contaminación. Verlo es realmente satisfactorio. [Lasercleanall vía Digg]

Sponsored

Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.