Para crear una pelota de gomillas (también llamadas gomas elásticas o ligas) del tamaño de una de béisbol necesitas cientos de unidades y muchos minutos de tu tiempo. ¿Qué pasa si luego le arrojas cobre fundido a más de 1.000 grados Celsius? Un incendio seguro, pero no todas las gomas serán destruidas.

El responsable del canal de YouTube Tito4re por alguna razón que no terminamos de entender tiene una extraña obsesión con fundir cobre y arrojarlo sobre diferentes cosas, desde una hamburguesa de McDonald’s hasta, cómo no, una enorme pelota de gomas elásticas de esas que parecen indestructibles.

Advertisement

Advertisement

Pero nada más lejos de la realidad. El cobre fue calentado hasta los 1.085 grados Celsius y luego vertido poco a poco sobre la pelota de gomillas. Cada capa se fue incendiando y desintegrando pero al final muchas gomas sobrevivieron, solo que no tenían la misma elasticidad.

Este es uno de esos experimentos absurdos que no podemos dejar de ver.

Algunas semanas antes hizo lo mismo con una bola de cristal de 120 milímetros completamente transparente. El resultado es igual de fascinante. [vía Tito4re]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.