Verter un líquido a una temperatura de más de 500 grados Celsius sobre una superficie sólida a una temperatura increíblemente baja puede resultar un experimento bastante interesante y con reacciones muy peculiares. Este es el caso de arrojar aluminio fundido sobre hielo seco o incluso nitrógeno líquido.

Advertisement

Los chicos del canal de YouTube The Backyard Scientist han decidido para su nuevo experimento enfrentar al calor extremo con el fr√≠o extremo. Los ‚Äúcontendientes‚ÄĚ son aluminio fundido, a unos 550 grados Celsius, y el hielo seco y el nitr√≥geno l√≠quido, a temperaturas bajas extremas.

Es impresionante ver cómo los materiales se repelen casi por completo. El aluminio resbala de un bloque de hielo seco y se mantiene en estado líquido a su alrededor por varios segundos, hasta solidificarse por completo. En cambio, al arrojar nitrógeno líquido sobre aluminio fundido básicamente no entran en contacto real, o no se mezclan, dado que sus densidades son extremadamente diferentes.

Es un experimento muy interesante que vale la pena admirar en vídeo, y no hacerlo (para evitar quemaduras severas innecesarias).

Click here to view this kinja-labs.com embed.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)