Un macaco Rhesus. Foto: J.M.Garg / Wikimedia Commons

Los monos tienen un lenguaje muy complejo, pero hasta ahora no se había examinado con detenimiento su sistema vocal. Un nuevo estudio lo ha hecho y ha llegado a una conclusión sorprendente. Si tuvieran las conexiones cerebrales correctas, los monos podrían hablar perfectamente.

Después de analizar mediante rayos-X el sistema vocal de un grupo de macacos, Tecumseh Fitch y su equipo en la Universidad de Viena han concluido que el sistema vocal de estos monos está perfectamente capacitado para emitir sonidos tan complejos como los que forman el lenguaje humano.

Advertisement

Después de analizar la forma y movimientos de la laringe, el tracto vocal, la lengua y los dientes, los investigadores incluso han generado un emulador de como sonaría la voz de un mono si este pudiera hablar. El resultado es probablemente muy parecido a lo que estás imaginando. Así suena un macaco felicitando la Navidad y pidíendo matrimonio (en inglés). El segundo caso rivaliza con el villancico de inteligencia artificial a la hora de producir pesadillas.

Si tienen todo lo necesario para hablar, ¿por qué no lo hacen? La respuesta está en las conexiones neuronales. El cerebro de los monos carece de ciertos grupos de neuronas en la corteza motora y el área el lenguaje que son completamente cruciales para el habla. De hecho, carecen de neuronas que permitan controlar de forma precisa los movimientos de la laringe y la lengua. Si las tuvieran, Fitch está convencido de que podrían desarrollar la facultad del habla perfectamente.

Advertisement

El estudio es importante porque hasta ahora se pensaba que el aparato vocal humano es el resultado de una evolución más larga y profunda que el de otros animales y no es del todo así. La mayoría de los monos están físicamente preparados para hablar y hasta otros animales serían capaces de emitir sonidos mucho más complejos si tuvieran el cerebro adecuado. Los autores del descubrimiento explican que las últimas películas del planeta de los simios captan perfectamente la idea cuando muestran al mono protagonista pronunciando palabras sencillas tras su mejora cerebral. [vía NPR]