La Corte de la Justicia federal estadounidense acaba de dictaminar que las escuchas telefónicas realizadas por la NSA acogiéndose a la sección 215 del Patriot Act y destapadas en el caso Snowden durante 2013 son ilegales.

El Patriot Act es un texto legal estadounidense, histórico, promulgado por la Cámara de Representantes y el Senado estadounidense después de los atentados del 11 de septiembre. Su objetivo es combatir el terrorismo dotando a las agencias de seguridad estadounidenses mayor poder.

Advertisement

Como consecuencia directa tuvo, sin embargo, un recorte en las libertades y garantías constitucionales de ciudadanos estadounidenses y algo parecido a una carta blanca para que agencias como la NSA promuevan el tipo de actividades destapadas por Snowden. Lo que la Corta ha dictaminado, ahora, es que esas escuchas nunca han sido autorizadas ni han podido acogerse a la sección 215 de dicho Patriot Act.

Dictámenes aparte, el Patriot Act pasa por un momento delicado porque expira el próximo 1 de junio, momento en el que el Congreso deberá decidir si lo renueva (poco probable), lo modifica o lo deja expirar.

Debido a que queda menos de 1 mes para tal expiración, los jueces no han ordenado que la recolección de escuchas se detengan, puesto que la expiración obligará a ello de una manera o de otra. Si el Congreso aprueba en los próximos días cualquier tipo de medidas relativas a escuchas y recoleción de datos, la resolución de hoy deberá revisarse de nuevo. [vía The Guardian, WSJ]