Hasta ahora eran planes teóricos sin mucha repercusión, pero ahora es oficial. La NASA acaba de anunciar la puesta en marcha de una nueva línea de investigación cuyo objetivo es Europa, la luna de Júpiter cubierta de hielo, y uno de los candidatos a albergar vida más firmes en nuestro Sistema Solar.

La agencia acaba de presentar sus presupuestos para 2015. Entre las partidas destaca una inversión de 17.500 millones de dólares del gobierno federal estadounidense que servirán para poner en marcha el proyecto. De momento los detalles son escasos. 15.000 millones de este presupuesto se concentrarán en analizar con detalle las órbita de Europa y Júpiter para hallar el punto de aterrizaje más seguro, y enviar una sonda robótica para intentar encontrar muestras de vida.

Advertisement

Es probable que esta iniciativa tenga suerte. Europa está cubierta de un manto de hielo, pero bajo ésta capa hay un océano de agua líquida. Se calcula que esta masa de agua es el doble de la de la Tierra. Ocasionalmente, el hielo se abre en grietas desde las que emanan géiseres. Una sonda que consiga posarse sobre Europa tiene muchas posibilidades de encontrar y analizar agua líquida en busca de vida bacteriana.

Los principales obstáculos para semejante misión son la distancia que nos separa del satélite de Júpiter, y la radiación que emite el gigante gaseoso. No obstante, el proyecto abre un nuevo y fascinante capítulo en la exploración espacial. La misión podría despegar alrededor del año 2025 [vía NASA]