El documento publicado por la NSA pretende justificar sus actividades de vigilancia y espionaje. Afirma que el efecto neto de esas activades es que la NSA solo analiza el 0,00004% del tráfico mundial diario de Internet. Puede parecer poco pero, dada la gigantesca cantidad de información que circula por los servidores del planeta cada día (1.826 Petabytes), el 0,00004% es en realidad parece una cantidad significativa.

Para la NSA, no lo es. Y ofrece una comparación para aclararlo: "si una cancha de baloncesto representara las comunicaciones globales, la cantidad de información recabada por la NSA se podría representar por un área menor a la de un céntimo de dólar sobre esa cancha de baloncesto".

Advertisement

Por supuesto, el documento no responde preguntas clave que están en el aire. ¿Qué tipo de información revisan exactamente? ¿De qué tipo de ciudadanos fuera de EE.UU.? ¿En qué países? ¿Qué hacen con esa información? ¿Qué compañías tecnológicas cooperan en ese proceso?

El documento describe eso sí los orígenes del sistema de vigilancia, surgido a raíz de un informe tras el 11S que identificó fallos en los programas de inteligencia estadounidenses. Y asegura que, gracias a esta vigilancia, se pudo desbaratar un plan de ataque terrorista al metro de Nueva York en 2009.

Por su parte, para rebajar la tensión, Obama anunció horas antes una revisión del Patriot Act (Ley Patriótica), reformas en el Tribunal de Supervisión de Inteligencia Extranjera y la creación de una comisión independiente que analice la tecnología utilizada por los servicios de inteligencia. "Dada la historia de abuso de los gobiernos, es correcto que nos hagamos preguntas sobre la vigilancia que realizan los gobiernos, sobre todo a medida que la tecnología transforma cada aspecto de nuestras vidas", dijo Obama. ¿Cambios para que todo siga igual). [NSA vía Ars Technica]

Sponsored

Foto: AP