Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS

¿Por qué transportar materiales de la Tierra a la Luna para construir una base cuando sería posible levantarla directamente allí? ¿Cómo? Con una impresora 3D y la propia arena, tierra y piedras lunares. Esta es la idea que está explorando la Agencia Espacial Europea (ESA) con diversos socios como el prestigioso arquitecto Norman Foster. Otro de ellos, la inglesa Monolite, ya ha construido antes edificios con la impresora 3D industrial D-Shape. Sin intervención humana, este aparato es capaz de levantar estructuras sólidas a base de arena y otros materiales. ¿Por qué no en la Luna?

Foster + Partners ha diseñado una posible estructura para la idea, en la foto de arriba. Se trata, para entendernos, de una especie de iglú lunar: por dentro habría un habitáculo inflable donde vivirían los astronautas, y por fuera, por encima, una estructura sólida cerrada con el fin de protegerse de micrometeoritos y radiaciones espaciales.

Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS

Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS

Para demostrar que la propuesta es posible, los investigadores del proyecto han creado un bloque de 1,5 toneladas de peso construido con la D-Shape a base de arena y otros materiales fusionados (debajo):

Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS

Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS

Scott Hovland, de la ESA, asegura que "la impresión 3D ofrece los medios potenciales para facilitar asentamientos lunares con una logística reducida procedente de la Tierra". Y Xavier De Kestelier, de Foster + Partners, cree que también es posible:

Estamos acostumbrados a diseñar para climas extremos en la Tierra y a explotar los beneficios de utilizar materiales locales y sostenibles. 

Es decir, utilizar arena y tierra lunar no sería en absoluto descabellado. El creador de la D-Shape, Enrico Dini, explica además cómo han impreso el bloque de 1,5 toneladas: mezclando arena y otros componentes (que simulan los materiales lunares) con óxido de magnesio. 

Esto lo convierte en "papel" que podemos imprimir. Luego, para formar la estructura, aplicamos una sal que transforma el material en algo tan sólido como una piedra. Nuestra impresora construye actualmente a una velocidad de 2 metros por hora, la próxima generación podría hacerlo a 3,5 metros por hora. Podría finalizar un edificio entero en una semana. 

Si las impresoras 3D ya arrasan en la Tierra, parece que no tardaremos en verlas en la Luna. Quién lo hubiera dicho. [ESA y Foster + Partners]

Las primeras bases lunares podrían construirse con impresoras 3DS