Si te pones las gafas de Google podrás buscar cualquier cosa en la red con sólo pedírselo en voz alta... excepto si para describirlo necesitas usar una palabrota. El sistema de censura es similar al que utiliza Google en otros productos de reconocimiento de voz, excepto por un pequeño detalle: en el teléfono o la tableta siempre puedes introducir el término a mano. ¿Aquí? No.

En inglés términos como "fuck" son automáticamente filtrados durante el proceso de transcripción y no reconocidos por el sistema. No es la primera vez que una gran compañía trata de imponer normas morales pero en este caso resulta más molesto por la falta de alternativa. ¿No podrían al menos permitir la desactivación del filtro? [Betabeat]