Cuando el CEO de Amazon Jeff Bezos mostró al mundo su idea de repartir paquetes mediante drones, pocos se lo tomaron en serio. Sin embargo, resulta que Bezos no era el único que soñaba con un futuro lleno de robots voladores mensajeros. Google lleva varios años probando la misma tecnología. Su nombre: Project Wing.

Project Wing es un proyecto de investigación salido de los laboratorios de Google X y apadrinado por el mismísimo Sergey Brin. Según informa Alexis Madrigal para The Atlantic, el programa ha desarrollado un pequeño vehículo autónomo denominado Tail Sitter capaz de despegar verticalmente, girar para desplazarse como un avión común, y dejar caer paquetes mediante un sistema de sensores y un cable.

Google acaba de publicar un vídeo promocional en el que muestra el concepto en acción en Queensland, Australia:

El vehículo en sí no es nuevo, pero el sistema de guía que utiliza para descolgar el paquete hasta el suelo y frenar su caída en el último momento sí que lo es. Según Madrigal, los ingenieros del proyecto creen que es muy posible que Google pueda crear su propio servicio de entregas a través de drones. De momento el proyecto está en pruebas y es pura investigación, pero si todo va bien podría convertirse en algo completamente real y operativo.

Advertisement

Eso sí, a juzgar por el vídeo, a Project Wing aún le queda mucho desarrollo por delante, pero si Amazon y Google están en esa misma línea de investigación, quizá un futuro en el que los cielos estén plagados de drones llevando nuestros envíos no resulte tan descabellado como parecía. [vía The Atlantic]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)