Captura del glaciar tomada por satélite. Sentinel1

Un enorme glaciar de la Antártida, el Pine Island, ha liberado un iceberg de más de 259 kilómetros cuadrados de tamaño. Se trata de la segunda vez en dos años que ha perdido una pieza tan grande en un proceso que no deja de ser una señal muy preocupante con respecto a la subida del nivel del mar.

El Glaciar Pine Island es uno de los más grandes de la Antártida Occidental, una región que actualmente pasa por ser la zona de deshielo más grande. De hecho, Pine Island ​es el glaciar de derretimiento más rápido, tanto, que es el responsable de una cuarta parte de la pérdida de hielo del continente congelado, nada menos que 45 mil millones de toneladas de hielo al año.

Advertisement

El iceberg, con un tamaño similar a cuatro veces Manhattan, fue avistado a través de las imágenes por satélite, capturas que muestran una gran brecha de aguas abiertas emergiendo entre la plataforma de hielo y el iceberg. En cuanto a sus características, los investigadores cuentan que se trata de un iceberg inestable que probablemente produzca un lote de otros más pequeños a medida que se desplace.

Su tamaño es enorme, aunque no tan gran como el que produjo hace unos meses la plataforma de hielo Larsen C. Al parecer, el área drenada por el glaciar abarca aproximadamente el 10% de la zona occidental, lo que lo convierte en un elemento geológico de importancia crítica en términos de su contribución al aumento del nivel del mar. Según ha contado a nuestros compañeros de Gizmodo en Estados Unidos el investigador Christopher A. Shuma:

El tamaño de los icebergs no son el tema principal. Es el retroceso general y progresivo del frente de hielo, unido a las pérdidas en 2013, 2015 y 2017, lo que significa un retroceso bastante rápido para cualquier glaciar muy grande, especialmente uno en este extremo sur en la Antártida.

Con la primera gran pérdida en 2001, aquello no fue una buena señal. Esta de ahora no es una pérdida tan grande como la de 2013, pero es un retroceso más allá de lo que era un frente de hielo bastante estable en el comienzo de este siglo.

Foto del Glaciar Pine Island tomada en el 2016. NASA

Shuman también confirmó que se están formando grietas en el centro del glaciar y que se están extendiendo hacia los bordes. Esto significa que las fisuras se están creando en el interior, probablemente como resultado del agua cálida del océano frotando contra la base del glaciar.

Advertisement

Esto último podría explicar por qué el Glaciar Pine Island parece estar adelgazando desde mediados de los 90. Si continúa este ritmo actual de adelgazamiento, todo el tronco principal del mismo podría estar a flote en unos 100 años. Una noticia, otra más, devastadora para la zona helada de la Tierra. [Gizmodo]