Probablemente estemos ante uno de los iconos de la cultura pop más recurrentes de nuestro tiempo. Desde Blade Runner a Los Supersónicos, el automóvil volador es un sueño que no acaba de hacerse realidad. La última intentona en la materia se llama Terrafugia TF-X, y sus creadores aseguran que comenzará a comercializarse en 2015.

Con cuatro plazas en su interior y un tamaño equivalente al de un coche convencional medio, el TF-X integra un motor hibrido que se alimenta de gas y genera electricidad. En vuelo, el vehículo presume de una interesante mezcla de motores. Dos hélices se despliegan desde los laterales para permitir un despegue vertical. Una vez en el aire, las hélices se reorientan hacia delante para que el TF-X comience a avanzar y, al llegar a la altura deseada, se pliegan para que el motor trasero lleve el vehículo a velocidad de crucero. Os recomendamos que veáis el vídeo adjunto para entender mejor el sistema.

Una de los aciertos de este prototipo es que no necesita de complicados cursos de vuelo para funcionar. El despegue y aterrizaje son automáticos una vez le damos unas coordenadas para hacerlo y sus creadores aseguran que bastan cinco horas para hacerse con su funcionamiento.

Advertisement

En vuelo, el vehículo ha simplificado sus mandos para que podamos maniobrar con el mismo volante que se usa al estar en el suelo. El TF-X tiene una autonomía de 800 kilómetros en el aire y alcanza una velocidad máxima de 320 kilómetros por hora.

Terrafugia asegura que su coche volador cumple con todas las normativas de uso del espacio aéreo y ha abierto ya un proceso de reservas con intención de comenzar a fabricarlo en 2015. La compañía , eso sí, no ha especificado el precio del TF-X porque dependerá en gran medida de la demanda. ¿Llegaremos a verlo surcando el cielo algún día? [Terrafugia Vía Thrillist].