Los ingresos de Twitter han aumentado en los últimos trimestres, pero eso nunca ha sido suficiente para contentar a los accionistas. La red social no crece en usuarios y su nuevo CEO está tocando partes fundacionales del servicio para que los que lleguen de nuevas lo encuentren más amigable.

Cambiar las estrellas de favoritos por corazones de “me gusta” fue un movimiento polémico para los viejos usuarios, pero tocar el orden del timeline podría enfurecerlos aún más. Es una opción que está en pruebas: abandonar el orden cronológico inverso. Varias personas han publicado en sus perfiles de Twitter que ya no ven las actualizaciones en orden:

Twitter acostumbra a realizar múltiples tests A/B antes de poner una novedad en producción, así que esta idea no deja de ser un experimento. Por ahora. No sería una descabellado que acabaran metiendo mano al timeline; al fin y al cabo es una de las diferencias más importantes de Twitter con respecto a Facebook, el espejo en el que no dejan de mirarse últimamente. [vía Motherboard, TechCrunch]

Advertisement

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)