Todos hemos fantaseado con decirle cuatro cosas al jefe en nuestro último día de trabajo, pero pocos podemos soñar con una despedida así. La cuenta personal de Donald Trump en Twitter desapareció durante once minutos anoche, después de que un empleado de atención al cliente la desactivara.

Durante once minutos, el presidente de Estados Unidos fue incapaz de negar el cambio climático o amenazar con una guerra nuclear, algo que algunos activistas consideran una violación de los términos de uso de Twitter. De hecho, algunos pensaron anoche que Twitter había aceptado esas alegaciones y suspendido la cuenta por incumplir las normas:

Lo que ocurrió en realidad es mucho más mundano. Horas después de anunciar que la cuenta fue desactivada por un error humano, Twitter admitió que un empleado de su departamento de atención al cliente había decidido suspender el perfil personal de Trump en su último día de trabajo:

La compañía ha asegurado que llevará a cabo una revisión interna y tomará las medidas necesarias para que esto no vuelva a ocurrir. Donald Trump ha continuado tuiteando con normalidad durante toda la noche. [Twitter]