¿Es un vehículo? ¿Un exótico abrillantador de zapatos? ¿la pata de un robot? ¿Una máquina para barnizar? Lo que tenéis en la imagen es un dispositivo diseñado para cumplir con un objetivo científico muy específico. Una pista: trabajará en el espacio.

El artefacto ha sido creado por una compañía española llamada Added Value Solutions para la Agencia Espacial Europea y lo que hace es solucionar un problema muy concreto: recoger muestras del suelo en un entorno de microgravedad o sin gravedad de ningún tipo. Está pensado especialmente para asteroides.

Advertisement

La ESA aprendió por las malas lo difícil que es aterrizar un objeto sobre un asteroide cuando intentó posar el módulo Philae sobre el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. La baja gravedad del cometa o asteroide hace que cualquier presión brusca sobre la superficie sea suficiente como para enviar el objeto que ejerce la fuerza flotando de vuelta al espacio.

Foto: ESA

La idea detrás de esta especie de Roomba espacial es poder hacerse con muestras de material sin necesidad de sujetarse con garfios o taladrar el suelo. Las tres cepillos giratorios de su parte inferior se adaptan automáticamente a las irregularidades de la superficie y barren la superficie en horizontal sin ejercer fuerza hacia arriba. Los residuos se almacenan en un depósito hermético a un ritmo de 100 gramos de material cada 20 segundos. Es capaz de recoger partículas desde 0,001 mm a 3 cm.

Advertisement

Advertisement

Se tendrá que pasar con éxito una serie de pruebas en microgravedad dentro de aviones en vuelo parabólico. Si lo logra, pasará a formar parte de las próximas misiones de la ESA enfocadas a la exploración de satélites. [Added Value Solutions vía ESA]


Síguenos también en Twitter, Facebook y Flipboard.