La primera versión de BASIC salió a la luz en 1964. Para 1979, ya había miles de computadoras domésticas con una ROM que les permitía arrancar con un intérprete de comandos en este popular lenguaje de programación. Unos lo usaron para hacer juegos. Otros lo usaron para darle un susto de muerte al pobre Johnny Cash.

No es que Johnny Cash fuera ajeno a las cartas amenazantes, pero en 1979 recibió una de un tipo que no había visto nunca. Aparte del clásico texto vagamente amenazante mencionando cómo murió Cleopatra, la carta repetía una y otra vez: “Deseo que tú y los tuyos paséis una feliz navidad y lo mejor para este año que entra”. La carta cerraba repitiendo “Te quiero” en inglés y alemán decenas de veces y amenazando con enviar miles de cartas similares.

Advertisement

Ajeno a esta repetición de mensajes al más puro estilo de películas como El Resplandor, Cash optó por remitir la carta al FBI para que la investigaran. No les costó mucho. El remitente no solo incluía su nombre y dirección en el sobre, sino que al final de la carta aparecían unas líneas reveladoras que Cash no logró identificar: Era código BASIC.

El creador de esta peculiar carta amenazante era un joven programador de Chandler, Arizona. Cuando los federales le hicieron una visita, explicó que lo había hecho para tratar de impresionar a su novia. En un delicioso cóctel de nuevas y viejas tecnologías, los agentes hasta tomaron huellas dactilares de su copia de BASIC.

Sponsored

El joven tenía antecedentes psiquiátricos y era, por lo demás, completamente inofensivo, así que Cash no presentó cargos y el programador se libró con tan solo una amonestación. El FBI cerró el caso, probablemente uno de los primeros usos delictivos de un lenguaje de programación más allá de la creación de virus como Creeper, en 1972. [MuckRock vía Atlas Obscura]

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter o Facebook :)