El ser humano es masoquista. Disfrutamos sufriendo de algún modo, siempre que sepamos que en realidad estamos seguros. Y por eso nos gustan tanto las películas y videojuegos de horror, porque sufrimos en agonía. Esta lista de juegos logrará justamente eso: asustarte y divertirte.

Porque si eres masoquista, como yo, mientras el juego de más miedo es mejor. Hay títulos que nos ponen tan tensos que muchos ni siquiera los podemos terminar de jugar (es contigo, Amnesia) pero de cualquier forma los disfrutamos.

Así que aquí tienes una lista de videojuegos de horror tan maravillosos como escalofriantes que tienes que jugar. Algunos con un poco de acción, y otros que son parte de esa tendencia en la que solamente tienes que sobrevivir, sin un arma o manera de defenderte más que esconderte. Una tendencia que es la más masoquista de todas, pero cómo nos encanta.

Existen muchos grandes clásicos de horror que no verás aquí, porque en la lista recomendamos algunos de los mejores juegos de horror que puedes jugar hoy sin problemas... si eres fanático de lo macabro.

Outlast

Outlast fue una de las grandes sorpresas del año 2014. Un título independiente que nos puso los pelos de punta al llevarnos a un manicomio lleno de seres extraños con ninguna otra compañía más que una cámara de vídeo, que debemos usar para ver en la completa oscuridad con su modo de visión nocturna. Lo cual, por cierto, hace la experiencia aún más macabra y escalofriante. Te tendrás que esconder, correr y huir de todo lo que te persigue, mientras intentas escapar. Y afortunadamente, ya hay una secuela en camino.

Alien: Isolation

Para muchos, el juego de Alien definitivo, y no es para menos. Aquí no eres un soldado armado que mata xenomorfos a diestra y siniestra, no, sino más bien una chica que investiga la nave más mítica de la saga de películas creada por Ridley Scott, y su historia se conecta directamente. Pero de nuevo, estamos ante un juego en el que solamente debemos escondernos y huir de una criatura que nos acosa, que nos da cacería, sin tener un arma para defendernos. Es un juego extremadamente tenso y una obra maestra para todos los fanáticos de la saga.

Silent Hill I y II

Imposible no incluir estas dos obras de arte del horror en la lista. Las primeras entregas de esta mítica saga de horror son las mejores, y dos clásicos en el mundo de los videojuegos (no solo de horror). En la primera entrega vivimos la historia de un hombre que llega a un pueblo desolado y tenebroso después de perder a su hija, y tiene que encontrarla, pero se encontrará con cosas muy macabras allí. Por otro lado, la segunda entrega se lleva a cabo en el mismo pueblo pero explora un poco de su pasado e historia. El trasfondo de lo que sucede aquí es macabro, tétrico y bastante sangriento, y ambos juegos son una joya del género.

Fatal Frame II

Fatal Frame es una saga de juegos de horror que se basan en el más puro terror japonés. En esta entrega, llamada también Fatal Frame 2: Crimson Butterfly, te encuentras rodeado de fantasmas tenebrosos absolutamente todo el tiempo, y no puedes tocarlos o verlos (en algunos casos), por lo que tu único medio de defensa es una cámara de fotos mágica que puede hacerles daño. Eso quiere decir que durante todo el juego vas a estar tomando fotos para herir a los fantasmas a tu alrededor, sustos seguros.

Amnesia: The Dark Descent

Amnesia: The Dark Descent fue el juego que cambió el género del horror. Aunque es un título independiente, fue el primero en hacer realmente popular esa tendencia de no darte ningún arma ni método de defensa en un juego de horror, sino basarlo en esconderse y huir de lo que te acecha. En este maravilloso juego despertamos en un castillo enorme sin recordar absolutamente nada de lo que ha sucedido, ni cómo llegamos ahí, y debemos escapar, pero no será fácil, y hay una criatura realmente tétrica que te acecha y de la que debes escapar. Es horror psicológico en su estado puro.

DOOM 3

La tercera entrega de Doom es un juego que para muchos supone más acción que horror, pero eso no quiere decir que no esté listo para darte unos buenos sustos. Este título se basa en cómo un grupo de científicos abre una puerta al infierno en una base espacial en Marte. El juego es tétrico y tiene demasiadas esquinas oscuras con cosas raras esperándote. Además, lo que más me gusta de Doom 3 es cómo juega con el terror psicológico. Durante muchos momentos en el juego escucharás que te susurran cosas y palabras como “muerte” o muchas otras, e incluso una respiración fuerte. Eso, mientras te encuentras en una habitación oscura y, cómo no, lo juegas con audífonos. Al menos en este caso tienes un buen arsenal de armas para defenderte.

Five Nights at Freddy’s

Five Nights at Freddy’s es otro juego independiente que nos sorprendió a todos. Está lleno de sustos repentinos y máquinas macabras y bastante perturbadoras. Lo irónico es que este juego empezó como una broma de un desarrollador, pero terminó siendo un juego de culto, divido en cinco entregas. En la primera, eres el vigilante nocturno de un restaurante infantil lleno de máquinas “graciosas y tiernas” que de noche verás que no lo son.

Undying

Clive Barker’s Undying es otra obra maestra del género. Es un juego de tipo survival horror y acción en primera persona. Disparos y cosas tenebrosas siempre son buena junta. Además, fue creado por el genio del horror Clive Barker (Hellraiser) y nos lleva a una historia de horror, sectas y maldiciones, mientras el protagonista del juego viaja en el tiempo y el espacio para resolver el misterio de una maldición que azota a una familia.

ZombiU/Zombi

ZombiU fue uno de los primeros videojuegos que salieron al mercado para la Wii U de Nintendo, pero ahora también está disponible para PC, PS4 y Xbox One. Su premisa es sencilla pero genial: se ha desatado el apocalípsis zombie y tienes que sobrevivir, pero solo tienes una vida. Si tu personaje muere, se acabó su historia, deberás crear otro personaje e intentar llegar al cadáver de tu personaje anterior para recuperar tus cosas, si no es que te matan de nuevo. Saber que solo tienes una vida (técnicamente) es algo que te mantendrá muy tenso, además de que los escenarios oscuros y los sustos repentinos abundan.

Eternal Darkness: Sanity’s Requiem

Uno de mis favoritos personales de la lista. Eternal Darkness: Satiny’s Requiem es un juego que aprovecha al máximo el terror psicológico “jugando” contigo y, básicamente, haciéndote creer que puedes estar perdiendo la cordura (o al menos que alguien te está espantando o jugando contigo). En el juego explorarás la historia de muchos personajes a través de muchos eventos y épocas históricas, mientras resuelves un asesinato. Verás que todo se basa en un culto oscuro y muchos demonios y cosas feas, y cada vez que te encuentres con algo así irás perdiendo, poco a poco, la cordura (tienes un medidor en pantalla). Cuando tu personaje se vuelve loco, el juego comenzará a jugar contigo. Bajará y subirá el volumen de la partida, desconectará tu mando de control, pondrá la pantalla en blanco y negro, y más. Es genial.

Siren: Blood Curse

Otra joya macabra del horror japonés. Siren: Blood Curse cuenta con enemigos y seres tenebrosos y espantosos, pero además de que te causan pánico y te pueden matar, también los necesitas. El juego se basa en que puedes poseer, por un breve tiempo, a las criaturas que te acechan en el juego, y así conocer bien dónde estás y buscar escapar. Ver a través de los ojos de estas criaturas es algo memorable, y cada una ve el mundo de una forma distinto.

P.T.

Y finalmente, el juego que pudo ser una obra maestra del género, pero no lo fue. P.T. fue apenas una demostración muy breve de lo que Hideo Kojima y Guillermo del Toro planeaban para su obra, Silent Hills. Pero desafortunadamente los genios de Konami cancelaron el juego, y solamente nos quedó el recuerdo de lo que pudo ser con esta demo tétrica y macabra de apenas una hora de duración. Si P.T. daba tanto miedo, no imagino lo que nos esperaba en Silent Hills.

Click here to view this kinja-labs.com embed.

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter y Facebook :)