Sólo hay una cosa peor para un actor que encasillarse, y es debutar con mal pie o caer en una mala película. A continuación os ofrecemos un repaso a 15 películas de ciencia ficción que casi echan por la borda la carrera profesional de los actores que las protagonizaron.

Advertisement

Kristen Kreuk: La leyenda de Chun Li

Kristen Kreuk comenzó en la serie Smallville y no lo hacía nada mal. El Spin Off de Street Fighter casi acaba con ella. De momento volvió a Smallville a lamerse las heridas.

Advertisement

Jake Lloyd: Star Wars. Episodio I. La amenaza Fantasma

Jake Lloyd comenzó muy bien dándole la réplica a Arnold Schwarzenegger en Un Padre en Apuros (El regalo prometido en hispanoamérica). Hasta el propio Ewan McGregor casi sucumbe también al terrible talento de George Lucas como guionista. El pobre chaval no tuvo ninguna oportunidad.

Advertisement

Lory Petty: Tank Girl

Lori Petty llevaba buen camino, pero su primer papel protagonista fue en una terrible pel√≠cula basada en un c√≥mic independiente con canguros humanoides y banda sonora a cargo de Bjork. Nada m√°s que decir, se√Īor√≠a.

Advertisement

Justin Chatwin: Dragonball Evolution

No es que Justin Chatwin sea un talento impresionante, pero participó en el remake de La Guerra de los Mundos junto al mismísimo Tom Cruise. Probablemente el protagonizar una película que poco tenía que ver con Dragon Ball no le hizo bien.

Advertisement

Michael Keaton: Batman Returns

Keaton era una de las estrellas m√°s prometedoras de los 80 pero, por alg√ļn motivo, nunca pudo repetir el √©xito de su papel en los dos primeros Batman.

Advertisement

Chris O'Donell y Alicia Silverstone: Batman y Robin

Hay que ser tan correoso como George Clooney para participar en una película como Batman y Robin y salir vivo. El prometedor duo O'Donell - Silverstone no pudo resistir un film en el que los trajes de superhéroe tienen pezones y Schwarzenegger parece un villano extraído de los Powers Rangers. Pese a lo kitch, a mi me sigue pareciendo una película ingenuamente encantadora.

Advertisement

Sean Connery: La liga de los hombres extraordinarios

El mismísimo Sean Connery decidió estar una buena temporada retirado de los escenarios como penitencia después de protagonizar a Alan Quatermain en esta horrorosa adaptación de un cómic extraordinario.

Advertisement

Denise Richards: El mundo no es suficiente

El mundo no es suficiente. Ser guapa tampoco. La breve participación de Denise Richads como una física nuclear en esta película de James Bond bastó para sentenciar la carrera de esta joven y no muy prometedora artista.

Advertisement

Hayden Christensen: Star Wars. Episodios II y III

Mucha gente cree que Christensen es horrible en su papel de jóven Anakin Skywalker. Es cierto, pero en defensa del chico hay que insistir en que Lucas, como guionista, es una venganza para cualquier actor.

Advertisement

Brandon Routh. Superman Returns

El caso de Routh es paralelo al de Christensen salvo por el hecho de que este joven actor sí que tiene más talento. Quizá fuese Bryan Singer, pero el caso es que tampoco podemos decir que sea un mal director ni mucho menos. De un modo u otro la sosa adaptación del hombre de acero en 2006 no le hizo bien a la carrera de Routh.

Advertisement

Joe Piscopo. Dead Heat

Joe Piscopo era un cómico muy conocido en los 80 por sus intervenciones en Saturday Night Live y descubierto para la gran pantalla por Eddie Murphy. Cuando Murphy comenzó a aventurarse en el cine de acción, Piscopo hizo lo mismo en una descacharrante cinta policíaca de zombies llamada Dead Heat. Aunque la película podría perfectamente ser de culto, supuso una muerte en vida para Piscopo.

Advertisement

Kevin Costner. Waterworld

Despu√©s de hacerse rico y famoso con sus tres primeras pel√≠culas, a Kevin Costner no se le ocurri√≥ mejor cosa para hacer que Waterworld, una especie de Mad Max pasado por agua. La industria del cine se lo perdon√≥, as√≠ que Costner decidi√≥ meter m√°s el dedo en la llaga con The Postman (Mensajero del futuro o El Cartero en latinoam√©rica). Esta √ļltima le cost√≥ 60 millones de d√≥lares y no pocas puertas cerradas en Hollywood.

Advertisement

Kristanna Loken. Bloodrayne

Kristanna Loken interpretó a la sexy y mortal Terminatrix de Terminator 3: Rise of the Machines. Tras eso cayó en ls garras de Uwe Boll en la adaptación del videojuego BloodRayne. Por razones que desconocemos, Loken mantuvo su vocación suicida trabajando otra vez para Boll en In the Name of the King: A Dungeon Siege Tale. No hizo falta más para destruir su carrera.

Advertisement

Mark Hamill. El retorno del Jedi

Mark Hamill era un excelente actor de doblaje. Tampoco se puede decir que lo hiciera mal en El Retorno del Jedi, pero su participación en la tercera película (por orden de estreno) de la saga Star Wars lo condenó a papeles mediocres hasta hoy.

Advertisement

Jeremy Irons. La m√°quina del tiempo

Al bueno de Irons le gusta jugar con fuego. No contento con hacer de mago malvado en la infumable adaptación cinematográfica de Dungeon & Dragons, Jeremy hizo de Morlock venido del futuro en 2002 en la no menos infumable La máquina del tiempo. No podemos decir que Irons haya destruido su carrera con esas dos películas, pero los fanáticos de la ciencia ficción le miramos con recelo desde entonces. Jeremy, por favor. No vuelvas a hacer eso... Nunca. [vía io9]