Foto: AP Images.

Mucho antes del streaming, de House of Cards y de Dark, el negocio de Netflix se basaba en alquilar DVDs, pero desde que la compañía se convirtió en el rey del streaming, muchos creerían que abandonaron por completo el negocio de los DVDs, pero están equivocados. Netflix todavía alquila series y películas en formato físico, y siguen ganando dinero.

Advertisement

Más de 3 millones de personas todavía alquilan DVDs a Netflix, una cantidad mínima si la comparamos con los más de 120 millones de suscriptores que tiene el servicio de streaming de la compañía, pero a su vez bastante importante si hablamos de un formato que muchos dan por muerto.

Efectivamente, el negocio del alquiler de DVDs y BluRays no es lo que era. Incluso Blockbuster cerró sus puertas debido a que el negocio del streaming arrasó por completo con el de las películas en formato físico. No obstante, en las zonas donde hay mala conexión a internet, el alquiler de DVDs sigue siendo la única forma de ver películas para algunos, además de que el catálogo de DVDs de Netflix es más grande que el de streaming en Estaos Unidos.

Netflix obtuvo ganancias de 56 millones de dólares desde su división de DVDs. Mientras siga produciendo dinero es poco probable que decidan abandonar el servicio. [CNBC vía María González (Twitter)]