Las ciudades son como organismos. Son el producto de fuerzas complejas inimaginables, y ellas crecen dependiendo de mucho más que solamente los humanos. Pero eso no le ha impedido a la humanidad el tratar de forzar su nacimiento, a veces hasta extremos desastrosos.

La semana pasada conocimos a el "segundo Cairo", la ciudad que Egipto planea construir a unos 240 kilómetros de distancia de la capital actual del país, mediante la inversión de los Emiratos Árabes Unidos y otros países. Es un esquema cuestionable en muchos aspectos, pero está lejos de ser único. Muchas otras ciudades han sido mudadas o construidas desde sus cimientos, y algunos casos han sido todo un éxito, así como lo muestran estas imágenes de "ciudades satélites" nacidas durante los últimos años.

Aún así, la construcción de una ciudad es algo delicado, y en algunos casos, desde la "villa de la propaganda" de Corea del Norte hasta las comunidades medio terminadas del suroeste de los Estados Unidos, estos planes han terminado siendo comunidades planificadas sin ningún habitante. Ciudades abandonadas.

La Nueva Área de Kangbashi, Mongolia

Advertisement

Probablemente has escuchado de Ordos, la ciudad planificada en el interior de Mongolia que ha sido descrita en muchas ocasiones como "un pueblo fantasma moderno", construida con la afluencia de dinero que provenía de los depósitos masivos de carbón ubicados debajo de la ciudad.

Técnicamente, estamos hablando sobre la Nueva Área de Kangbashi: un desarrollo completamente nuevo en Ordos que está lleno de casas y calles perfectas pero que carece de habitantes, un pueblo que ha servido más como una inversión inmobiliaria que como una comunidad real. En el 2009, un reportero de Al Jazeera lo describió como una forma en la que el gobierno impulsó el producto interno bruto, al demostrar crecimiento en construcción y edificación urbanística. Pero como reportó el New York Times hace pocas semanas: las cosas no han hecho más que empeorar para Kangbashi.

Hoy en día, la situación de bienes raíces en Ordos se ha vuelto macabra. Vallas publicitarias a lo largo de las calles y avenidas muestran fotos policiales de constructores que se han fugado de la ciudad, dejando enormes deudas. Existen rumores de que van a demoler esta ciudad fantasma, los dueños de torres y apartamentos desocupados creen que podrían recuperar algo de su valor a través de la destrucción, vendiendo estas tierras a nuevos inversionistas.

Advertisement

Imágenes: Bert van Dijk.

Residencias Francisco Hernando en Seseña, España

Advertisement

Residencias Francisco Hernando técnicamente no es una ciudad, es una comunidad en las afueras de la ciudad de Seseña, en Toledo, España. Es una de las docenas de "villas fantasmas" que fueron construidas durante el clímax del mercado de bienes raíces en Europa, antes de la crisis de 2008, que afectó bastante fuerte a España.

Este desarrollo iba a ser "el completo residencial más grande jamás emprendido por un constructor independiente en Europa", con más de 13.500 unidades. Muchas de ellas sí fueron construidas, pero para los compradores no era lo que se les había prometido. María Beltrán, de la Universidad de San Pablo, cita a El País en una historia sobre estas residencias del año 2009, justo después de la caída del mercado:

No existe ningún tipo de estructura urbanística construida en la nueva ciudad; no hay carreteras que la conecten a Madrid, no hay una red de transporte público planificada, y lo que es más alarmante, no existe ningún sistema legal de distribución de agua. El agua fue robada por otra compañía que contrató el constructor llamada "El Pocero".

Advertisement

Hoy en día no es más que un enorme vacío usado como vertedero de neumáticos que representa la especulación que hubo en España y contribuyó a su crisis.

Imagen: Gabri Solera.

Kijong-dong, Corea del Norte

Advertisement

El pueblo norcoreano de Kojon-dong es el perfecto ejemplo de planificación urbanística como arma política, aunque si funciona o no esta arma es otro asunto. Corea del Sur le llama "la Villa de la Propaganda", una ciudad especialmente diseñada para dar la apariencia de normalidad y productividad ante los ojos del sur y occidente. "Es una mentira, una gran ciudad diseñada para dar una apariencia de modernidad a Corea del Norte", escribió Kevin Sullivan en el Washington Post después de visitarla en la década de 1990.

Imágenes: Marcella on Flickr; RockyA on Flickr

Kilamba, Angola

Advertisement

Si lo que buscas es algo parecido al nuevo Cairo de Egipto, solo tienes que mirar hacia la nueva ciudad de Kilamba en Angola. Dado que el país reposa sobre una enorme reserva de petróleo, China está invirtiendo fuertemente en su infraestructura, y Kilamba es el producto de esta inversión.

Construida en las afueras de la capital actual de Angola, es una ciudad diseñada para 500 mil personas. Fila tras fila, se ubican cientos de edificios de apartamentos de tamaño mediano, pintados de tonos pastel y cubiertos de tiendas, escuelas y áreas comerciales. Aún así, Kilamba no fue tan exitosa como se había planificado, porque nadie podía costearse el comprar los apartamentos. La BBC reportó en el año 2012 que la ciudad era un pueblo fantasma, vacío, sin habitantes, dado que las hipotecas para comprar cualquier apartamento en esta ciudad estaban fuera del alcance de la gran mayoría de las personas de Angola.

La ciudad parece que se está recuperando luego de un severo cambio en los precios, pero es un buen ejemplo del escenario que Egipto, un país con escasez de vivienda para personas de bajo y mediano ingreso, podría vivir y enfrentarse si su nueva ciudad capital no ofrece un rango más diverso de viviendas.

Advertisement


Imágenes: Carregado por Darwinius.

Foto de portada: Bert van Dijk.

Advertisement

***

Psst! también puedes seguirnos en Twitter, Facebook o Google+ :)