Alan Robinson y Walter Macfarlane. YouTube

Nacidos en Honolulu, dos chicos se conocieron en la escuela primaria y se hicieron grandes amigos. 60 a√Īos despu√©s de una larga amistad, la investigaci√≥n de ambos para encontrar la identidad de sus padres termin√≥ en una sorprendente revelaci√≥n: eran hermanos.

Se trata de Alan Robinson y Walter Macfarlane, ambos nacidos en Hawaii con 15 meses de diferencia, y grandes amigos desde que se conocieron en sexto grado jugando f√ļtbol en una escuela de Honolulu. Con ellos se daba una circunstancia extra√Īa: Macfarlane nunca conoci√≥ a su padre, y Robinson fue adoptado.

Pasaron varias décadas hasta que ya adultos decidieron investigar, cada uno por su cuenta, buscando respuestas sobre sus ancestros. Macfarlane recurrió a varios sitios web como Ancestry.com que documentan historiales familiares y ascendencia de ADN.

A partir de ahí, comenzó a tirar del hilo buscando emparejamientos entre todos los parentescos de su árbol genealógico, Robinson, por su parte, hacía lo mismo, aunque nunca se lo dijo a su amigo.

Walter Macfarlane naci√≥ en 1943 en Honolulu. Por razones que la familia desconoce, la madre de Macfarlane, Genevieve, planeaba entregarlo en adopci√≥n. Sus padres se enteraron y decidieron llevar a cabo una pr√°ctica hawaiana, ‚Äúhanai‚ÄĚ, donde una familia puede adoptar a una persona de manera informal, con o sin papeles.

Advertisement

Quince meses después del nacimiento de Macfarlane, lo hacía Alan Robinson, quien fue dado de inmediato en adopción. El hombre nunca conoció a su madre y padre biológicos. Con el tiempo, los chicos se conocieron en la adolescencia en la escuela de Punahou de Honolulu, acudieron a la universidad y luego hicieron el servicio militar juntos, para terminar regresando a Honolulu, criando a sus familias y viviendo en el mismo barrio.

Hace unos a√Īos, Robinson recibi√≥ dos regalos de cumplea√Īos: unas pruebas de ADN de 23 and Me y Ancestry. El hombre se tuvo que limpiar las mejillas dos veces y envi√≥ ambas muestras a revisar, aunque no comparti√≥ los resultados en ese momento.

El a√Īo pasado, a instancias de sus hijas, Macfarlane tambi√©n envi√≥ muestras de ADN a ambas compa√Ī√≠as con la esperanza de encontrar a su padre biol√≥gico. Los resultados, seg√ļn el hombre, ‚Äúme mostraron las 800 personas con las que estoy emparentado‚ÄĚ.

Advertisement

Un estudio posterior arroj√≥ un dato que iba a ser crucial. La relaci√≥n de ADN m√°s fuerte era con alguien cuyo nombre de usuario era Robi737, con cromosomas X id√©nticos, y seg√ļn las pruebas ser√≠a un medio hermano, hijos de una misma madre.

Result√≥ que aquel usuario era Robinson, quien hab√≠a utilizado el mismo sitio web para encontrar respuestas sobre su familia. ‚ÄúEste es el mejor regalo de Navidad que podr√≠a imaginar tener‚ÄĚ, le ha contado a varios medios Alan. Una historia realmente ins√≥lita que no ha terminado, los hermanos planean continuar para encontrar a sus padres biol√≥gicos. [The Washington Post]