El pasado mes de marzo, cuatro personas fueron arrestadas en Nueva York por practicar Salto Base. No es la primera vez que deportistas aficionados a esta disciplina extrema se cuelan en un edificio para saltar desde lo m√°s alto. Estos son algunos de los casos m√°s espectaculares.

El Salto Base, de hecho, se llama así en atención a sus siglas (Building, Antenna, Span and Earth, o Edificios, Antenas, Puentes y Tierra) que aluden a los tipos de lugares altos que buscan sus practicantes. Aunque hay que llevar en la sangre unas considerables dosis de chifladura para hacer este deporte, los saltos base desde edificios distan mucho de ser maniobras a lo loco.

Antes de colarse en el edificio para saltar hay que conocer bien sus fachadas, así como las corrientes de viento y otros edificios que lo rodean. También hay que planificar con mucha atención el lugar concreto desde el que se va a efectuar el salto, y dónde vamos a tocar tierra. Estos locos de las alturas lo consiguieron.

Desde el edificio Chrysler, Nueva York

El m√≠tico edificio Chrysler es de oficinas, y la entrada est√° restringida. Thor Alex Kappfjell se las apa√Ī√≥ para llegar hasta el observatorio, saltar desde una de las √°quilas que coronan la estructura, aterrizar en la calle Midtown, y huir en un taxi sin ser arrestado.

Advertisement

Desde el Marina Bay Sands, Singapur

No hubo actividad ilícita aquí. El propio hotel Marina Bay organizó un concurso en el que participaron siete saltadores profesionales para deleite de los que ya disfrutaban de la piscina cercana.

Advertisement

Desde el World Trade Center, Nueva York

El 30 de septiembre de 2013, Marko Markovich, Kyle Hartwell, Andrew Rossig, y James Brady saltaron desde la Torre One World Trade Center. El vídeo no se publicó hasta marzo pero, aparte de para darles popularidad, sirvió para que fueran procesados.

Advertisement

Desde el International Finance Center, Hong Kong

Los especialistas Per Eriksson y Martin Rosen saltaron desde la torre de este edificio dise√Īado por el arquitecto argentino Cesar Pelli en 2003. El evento formaba parte del rodaje de la segunda pel√≠cula de Tomb Raider.

Advertisement

Desde el Burj Khalifa, Dubai

Los protagonistas de este v√≠deo, Nasser Al Neyadi, y Omar Alhegelan no son los √ļnicos que han saltado del edificio m√°s alto del mundo. La peculiar planta de la estructura tiene fama de ser traicionera para los saltadores base.

Advertisement

Desde la CN Tower, Toronto

La forma de esta torre tampoco hace f√°cil el salto. El primer saltador en conseguirlo fue William Eustace, al que multaron con 50 d√≥lares por su haza√Īa.

Advertisement

Desde el Taipei 101, Taipei

El peculiar rascacielos que corona la capital de Taiwán fue uno de los trampolines elegidos por Felix Baumgartner. El mítico saltador también se ha lanzado desde el Burj Khalifa.

Advertisement

Desde las torres Petronas, Kuala Lumpur

Los dos rascacielos gemelos con un puente que los comunica han sido el escenario de películas, y un codiciado lugar desde donde lanzarse en salto base. Uno de los que lo consiguió es, de nuevo Felix Baumgartner, en 2006.