Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.
Las ultimas noticias en tecnología, ciencia y cultura digital.

Cuando un animal se encuentra amenazado, cualquier piedra, por pequeña que sea, puede ser su tumba. Por esa razón, que algún bromista haya tenido la genial idea de rociar un graffiti sobre un oso polar no solo no es gracioso, sino que podría haberlo setenciado.

La historia comenzó a través de un vídeo compartido en redes por Sergey Kavry, un empleado del World Wildlife Fund que vive en la remota región rusa, donde se apreciaba a un enorme oso polar en cuya espalda alguien lo había marcado en negro con (T-34), el nombre de un antiguo tanque de la Unión Soviética.

Advertisement

Kavry contaba también que el vídeo le había llegado a través de WhatsApp de minorías indígenas en Chukotka, en el extremo este de Rusia, aunque no está claro dónde se filmó exactamente el video.

¿El problema de fondo? Como explica el experto, los osos polares tienen que viajar más lejos para encontrar comida a medida que el hielo marino se retira debido a la crisis climática. Por esa razón, un oso “marcado” probablemente tiene menos capacidad de sobrevivir en la naturaleza “porque ahora no podrá cazar sin ser visto de lejos”, explica Kavry.

Según Anatoly Kochnev, investigador principal de la Academia de Ciencias de Rusia, “si bien es probable que la pintura negra se lave, el oso polar podría tener serias dificultades mientras usa su abrigo como camuflaje mientras caza”.

Los osos polares forman parte de la lista de animales “vulnerables” de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En 2015, un estudio descubrió que había una “alta probabilidad” de que la población mundial de osos polares disminuya en más de un 30% en los próximos 35 a 40 años. [CNN]

私たちは、ギズモードが大好き

Share This Story

Get our newsletter